Parejas Swingers: ¿Qué son?, normas básicas, gustos y mucho más

¿Alguna vez has escuchado el término Swingers? quizá si, quizá no; pero en este artículo te venimos a sacar de dudas, pero te podemos dar un adelantillo, y es que aquí encontrarás unas excéntricas parejas que viven el amor de una manera diferente, quédate con nosotros y sabrás más.

SWINGERS

¿Qué son los Swingers?

Para hacértelo más corto y preciso, los Swingers son personas que se encuentran en una relación, ya sea de novios o casados; que se conectan con otras parejas, es decir; se lleva a cabo un intercambio de pareja, puede incluir, afecto, besos, salidas y hasta encuentros sexuales. Estas personas también pueden buscar una variante denominada “unicornios” que vendría siendo una persona soltera a ponerle picante a la relación.

Para muchos esto suena descabellado, pero para otros podría llegar a ser divertido dentro de las normas preestablecida, de hecho; esta práctica del “swinging” puede ser incluso más común de lo que piensas. El swing puede tener lugar en clubes establecidos para este fin, en eventos privados, en una forma acordada con los individuos, o incluso a través de solicitudes diseñadas para este fin.

Hay algunas parejas que van a clubes de sexo y solo tienen sexo con su pareja, pero también podrían tener sexo con otra pareja previamente comprometida. Esto es muy emocionante para los involucrados porque les llena de adrenalina, y sería más probable que se defina como sexo en grupo o exhibicionismo.

Estas parejas que suelen ser estables, eligen tener sexo con otros de forma coordinada y cooperativa, y no existe el engaño o infidelidad entre ellos, solo es experimentar placer o cosas nuevas, a demás debe ser algo deseado por ambas partes.

Cabe aclarar que los swingers no son poliamorosos, así que no buscan tener múltiples parejas románticas. Más bien, estos practicantes buscan típicamente sexo sin limitaciones o ataduras. Entre las cosas que pueden hacer en este juego se encuentran el “swing suave”, que quiere decir, que nadie practica la penetración, puede haber jugueteo pero no llegan al acto sexual. Dentro de esta práctica hay parámetros que las parejas pueden poner, más abajo te contaremos de esto.

El alcance y el tipo de acciones que se permitirán, deben ser acordados de antemano. En algunos casos, uno de los miembros de cada pareja cooperará, mientras que los otros dos observarán. Las parejas que hacen esto suelen ser heterosexuales, aunque los contactos con personas del mismo sexo no son raros. Esto lo hacen en lugares escondidos, ya que todavía no está bien visto por la sociedad.

Tipos de Swingers

SWINGERS

Hay algunos tipos de intercambio de parejas, pero el mayor diferenciador es entre un “intercambio suave” y un “intercambio completo”, Los suaves son aquellos que no tienen sexo con penetración con otros: estos pueden hablar, coquetear, tocarse, besarse pero no llegan al encuentro sexual. Mientras que los completos practican todo lo mencionado y terminan en el acto sexual, eso sí; tienen que llegar a un previo acuerdo con sus actuales parejas.

También las parejas podrían elegir cualquiera de las dos. Dependiendo de como se vaya desenvolviendo la conversación. Incluso esto puede ocurrir la primera vez, o llevar meses y hasta años para poder concretar un buen swinging.

Actualmente no  ha habido demasiados estudios que exploren la frecuencia de los swingers en pareja. Sin embargo, según NBC News, entre el 2 y el 10 por ciento de las parejas casadas han realizado algún tipo de actividad sexual que podría considerarse swinging. Así que muchas personas te han aventurado a esta práctica.

Si te está gustando lo que lees, entonces te recomendaremos: Top de Clubs Swingers en Sevilla: Ubicación, contactos y más

¿En qué se diferencian los swingers y los poliamorosos?

Aquí es donde puede resultar un poco confuso, porque las prácticas se parecen un como. El swing es un tipo de relación abierta. Por lo tanto,  relación abierta es un término general que describe cualquier relación en la que los miembros de la pareja duermen con otros con el conocimiento y consentimiento de su pareja principal. Todo esto sin quitarle la seriedad a la relación actual.

Los swingers suelen tener más reglas que las personas en otros tipos de relaciones abiertas. Por ejemplo, las parejas de intercambio generalmente no se sienten cómodas con que su pareja principal sea sexual esté sin ellas. Por supuesto, esto está totalmente bien. Cualquier tipo de relación abierta está bien siempre y cuando los dos socios lo acuerden mutuamente.

Los swingers tienden a tener un enfoque más estructurado de la exploración sexual porque tienen otros compromisos, como su pareja, sus hijos, su estabilidad, entre otros. Es por eso que solo se involucran sexualmente y no emocionalmente. O sea, solo lo hacen para divertirse y experimentar pero no meten su vida en esos juegos.

SWINGERS

La diferencia entre poliamor y el swinging, es la conexión emocional, las parejas poli pueden tener una o varias parejas a las que se comprometen a amar románticamente. En cambio en el swing generalmente van a divertirse, explorar cosas nuevas, expandir sus fronteras sexuales sin tener que expandir sus corazones”. No involucran jamás sus sentimientos.

En conclusión: En lo absoluto no es un acto de infidelidad, sino algo previamente acordado y aceptado por ambos miembros de la pareja. Tampoco es una cuestión de poliamoríos donde está involucrado el corazón, el encuentro es simplemente sexual y no hay una conexión romántica entre los dos socios. Por último, no estamos hablando de tríos u orgías, a menos que las parejas inviten a un “unicornio” (persona soltera).

Beneficios y Desventajas

Si se lleva a cabo de acuerdo con un conjunto de reglas básicas y de forma plenamente aceptada y voluntaria por ambas partes, los encuentros en el swinging no debe afectar negativamente al funcionamiento de una pareja, en algunos casos puede incluso reavivar el erotismo y la atracción que existe entre sus componentes, al verlos disfrutar de otras formas. También puede ser deseable compartir esta actividad como algo secreto entre los dos miembros de la pareja.

El swinging también una serie de riesgos, especialmente si no se cumplen las condiciones básicas descritas anteriormente. Entre estos se encuentran: el riesgo de separación cuando uno de los miembros de la pareja cree que otras personas con las que tiene una relación, están dando a su pareja algo que el otro no puede darles. Porque se puede dar el caso que uno de ellos se interese más por el socio.

También existe el riesgo de implicación emocional si el contacto es prolongado y repetido. Las personas que se sienten inseguras, celosas o tienen problemas importantes en una relación, no deben recurrir a esta práctica porque puede empeorar su situación. Y es inevitable involucrar los sentimientos si la están pasando bien, así que es incierto lo que pueda llegar a ocurrir.

SWINGERS

Otra desventaja y uno de los aspectos más polémicos, es que muchas veces uno solo es el que quiere realmente tener un intercambio de parejas, mientras que el otro es reacio a hacerlo pero tiende a aceptarlos. En estos casos la parte que no quiere hacerlo, y no participa activamente, puede sufrir por ello terminando la relación por eso. Es recomendable que no se haga si una de las dos partes está en desacuerdo.

Pero la mayor desventaja es que uno de los dos se puede enamorar del otro, porque se sintió mejor, porque halló lo que no conseguía con su actual pareja, o porque involucró demasiado sus sentimientos. Es por ello que esta práctica no es para todo el mundo, solo para aquellos que estén abiertos mentalmente y que sean maduros para la consecuencia final, ya sea en ruptura, o en placer.

Normas para iniciar en el Swinging

Para pertenecer a cualquier lugar, grupo o equipo siempre se deben seguir ciertas normas, y en el mundo de los swingers no es diferente, a continuación te contamos que reglas debes seguir al pie de la letra:

  • Protección obligatoria

Un punto clave y primordial para poder empezar en este mundo es el uso de la prevención en las prácticas sexuales con diferentes parejas: lo mínimo que podría pasar es un embarazo que de por sí ya sería un problema, pero también podrían contraer enfermedades venéreas, infecciones, entre otros. Además el uso del preservativo no solo tiene que ser en la penetración, también en actos orales, porque podría contraer un herpes.

Seamos honestos y sinceros, estas personas tienen muchos encuentros sexuales con diversas parejas. Al menos unas 3 de 10, podrían tener alguna enfermedad de trasmisión sexual, así que usa protección siempre, cuídate tú, y cuida a tu pareja actual.

  • Mutuo acuerdo

El requerimiento más importante es el acuerdo previo que debe cumplir cada intercambio de parejas, y que ambos miembros estén interesados y dispuestos a llevar a cabo este tipo de práctica. Lo normal sería que los dos se involucren sexualmente, no solo para complacer a su pareja o para tener miedo de no encajar. Porque le aseguramos que así no va a funcionar.

Esto también se aplica para las otras personas que quieran experimentar sexualmente, tienen que llegar a consensos entre los 4 donde cada uno expondrá las prácticas que se realizarán, no puede haber secretos entre ellos. Todo debe concordar como lo hablaron anteriormente, de lo contrario si hacen algo diferente, podría traer consecuencias.

  • Prácticas constantes

El swing puede ser una práctica estimulante para quienes lo practican, pero se recomienda encarecidamente que no sea la única, ya que lo que se quiere, es que no desarrollen emociones ni sentimientos con la otra pareja, y si siempre tiene encuentros sexuales con la misma, corre el riesgo de enamorarse.

Así que tener relaciones sexuales con otras parejas en otros lugares, o en otros ambientes es también necesario y saludable para apoyar a la pareja, así experimentan más, expanden sus experiencias y de ninguna manera involucran los sentimientos, si te puede establecer una amistad, pero no un sexo recurrente.

  • No involucrarse emocional ni sentimentalmente

Una de las normas previas más básicas para que un intercambio de parejas no tenga consecuencias negativas, es entender que el acto de intercambio en algo netamente sexual. El punto es que quienes lo llevan a cabo deben ser parejas maduras y muy estables. Practicar la norma que comentamos anteriormente para no llegar al amor, solamente al placer. Sin embargo todo tiene un riegos y las parejas deben estar consiente de ello.

Muchas personas acuerdan no utilizar palabras de amor, ternura, hacer regalos románticos, o muestras de mucho afecto, de hecho hasta en algunas ocasiones las parejas prohíben dar besos en la boca a la otra persona, incluso dentro del acto sexual.

Pero como mencionamos en las desventajas, todos somos seres humanos que sentimos. Muchas veces se puede acordar algo pero resulta ser diferente cuando ya estás sumergido en ese mundo experimentando cosas nuevas, siempre habrá una consecuencia, ya sea buena o mala.

SWINGERS

Para terminar con las normas, tienes que saber  que el swing es un fenómeno complejo y socialmente criticado que hace que las parejas de swing oculten sus prácticas. Siempre será necesario tener en cuenta la necesidad de establecer un conjunto de normas en estas prácticas para que no se produzcan conflictos dentro de la relación.

De todas formas es importante recordar que esta práctica se lleva a cabo con respeto en todo momento. Los swingers son personas que eligen disfrutar de su sexualidad de esta manera libremente, y con respeto a los valores y reglas que eligen con sus parejas.

Historia del Swinging

SWINGERS

A lo largo de la historia han existido ciertas dudas sobre el origen del intercambio de parejas. Una de las teorías más aceptables es que su origen se remonta al período comprendido entre los años cuarenta y sesenta al rededor del mundo como una moda, donde su orígenes se remontó en los grupos militares en Filipinas, en algunos clubes realizaban lo que entonces se llamaba “intercambio de esposas”.

Estos hombres se reunían y después de que cada uno de ellos ponía las llaves de su habitación en un sombrero, tomaban de del mismo otras llaves correspondientes a otra habitación donde se supone que estaba una mujer que no era suya. Esta práctica se hizo popular en la época hippie, aunque todavía era poco aceptada por la mayoría de la población.

Al pasar el tiempo, esta práctica que originalmente se asociaba con el papel sumiso de la mujer y en algunos casos tambien de hombres. Se ha modificado para convertirla en una práctica en la que las parejas, de mutuo acuerdo, deciden tener relaciones sexuales con otras personas al mismo tiempo y en el mismo lugar. Porque tristemente antes las mujeres eran obligadas a hacer esta práctica sin su consentimiento, y terminaba siendo violación.

Relatos de un practicante swinger

Es esta sección te traemos las vivencias de una persona que es activa en el mundo del swinging, todo lo que leerás a continuación es su estilo de vida junto a su pareja:

En general, las personas con el estilo de vida “swing” son personas que disfrutan de ser sexualmente abiertas y que les gusta socializar sin las reglas tradicionales de la monogamia. Por lo tanto las personas en el estilo de vida podrían, disfrutar de tomar riesgos con su pareja y compartir historias sexys que tuvieron cuando intercambiaron de parejas.

La pareja tiene sus reglas, límites,  y preferencias que discuten y negocian entre ellos, y luego se lo comunican a las otras parejas con la que quieren experimentar. Hay un cierto grado de formalidad, pero la comunicación y el consentimiento debe ser mutuo para diversas actividades, se aseguran que no haya problemas de celos o drama entre las parejas.

Es una relación lenta, cuidadosa y respetuosa con respecto a la otra persona. Los swingers que no siguen estos protocolos, generalmente son excluidos de la comunidad, casi cualquier pareja en una relación a largo plazo podría encontrar parejas dispuestas a participar en su estilo de juego a un nivel de comodidad similar.

Las parejas se acercan a sitios web, clubes, bares locales, fiestas en casa, fiestas de “adquisición” de hoteles, complejos turísticos y cruceros específicos. Algunos swingers prefieren tener encuentros sexuales al azar en clubes, fiestas o en citas únicas.

Otros prefieren desarrollar amistades a largo plazo dentro de una comunidad donde los encuentros sexuales surgen de tener un nivel de comodidad y química con alguien. A algunos les gusta mucho tener una conexión muy cercana con su compañero de juego, mientras que otros sienten que eso es amenazante y lo evitan.

En los clubes, las personas experimentan un buffet de posibilidades, desde simplemente bailar, mirar, jugar con otras parejas, hasta llegar al encuentro sexual. Los clubes son la forma más segura de tener experiencias con otros porque hacen cumplir las reglas relacionadas con el consentimiento antes de tocar.

La mayoría de las parejas mantienen un perfil en un sitio de citas swinger, y ocasionalmente se conectan con parejas en línea, se reúnen para tomar una copa, cenar y determinar si esta es una pareja con la que les gustaría jugar. Algunas parejas se sienten cómodas jugando en las primeras citas, a otras les gusta esperar. Todo se comunica en el perfil, durante la comunicación inicial y en persona en la fecha.

Después de tener un encuentro con otros, los swingers tienen lo que se llama “sexo de reunión” y todo en una noche libre de drama, esta actividad fortalece el vínculo de la relación. El beneficio que experimentan los swingers no solo son los momentos sexys que tienen con los demás (bueno, tal vez un poco), sino el crecimiento dentro de ellos mismos y su relación. Ya que los swingers pasan mucho tiempo haciendo introspección y teniendo conversaciones íntimas y vulnerables entre ellos.

Como resultado, cuando se comunica con su cónyuge sobre sus preferencias personales, aumenta la empatía y la comprensión. Cuando se habla de posibles situaciones que involucran intimidad con otros, inevitablemente le da a su relación algo de “aire” que conduce a una vida sexual eléctrica; o también puede pasar que se revelan inseguridades y problemas de relación.

Las parejas inteligentes van despacio para no abrumar al otro compañero. Los swingers responsables nunca empujan los límites de otras parejas por esta misma razón. Entonces, para responder a la pregunta original simplemente, “los swingers se comunican, escuchan, se respetan y respetan las relaciones de los demás en la búsqueda de mejorar su propia relación y hacer nuevos amigos”.

Recomendaciones finales

Este mundo es bastante tabú para la sociedad desde siempre, sin embargo muchas personas tienden a experimentar con su cuerpo y con su vida sexual. Es muy importante que no tomes esto a la ligera, si deseas empezar en este mundo porque te llama mucho la atención, asegúrate que tu pareja también esté interesada porque no todo el mundo desea ver a su amado/a teniendo sexo con otro.

Piensa y pon en una balanza las ventajas y desventajas, no solo te guíes por lo que te dejamos allá arriba. Tú debes hacer tu propia balanza con tu vida, y analiza que beneficios y consecuencias traería esa práctica a tu vida, piensa en tu pareja, hijos, trabajo, familia y todo lo que te rodea. Y al final toma una decisión.

Si te ha gustado nuestro artículo, creemos que también te encantará: Masajes Tántricos para aumentar el placer: Conoce todo sobre esta técnica

(Visited 3 times, 1 visits today)

Deja un comentario