Evangelio del Día 29 de septiembre del 2020

Evangelio Según San Juan 1,47-51.

Al ver llegar a Natanael, Jesús dijo: “Este es un verdadero israelita, un hombre sin doblez”. “¿De dónde me conoces?”, le preguntó Natanael. Jesús le respondió: “Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera”.

Natanael le respondió: “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel”. Jesús continuó: “Porque te dije: ‘Te vi debajo de la higuera’, crees. Verás cosas más grandes todavía”. Y agregó: “Les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.”

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Era cierto que las personas cuando veían a Jesús caminar, hacer milagros, resucitar muertos, sanar enfermos, quedaban impresionadas de la Gloria de Dios, muchos lo seguían y buscaban la manera de agradarle, era visto ante las multitudes como un maestro, era muy respetado y amado por su pueblo, pero también existían personas que querían su mal, que buscaban a toda costa matarle porque pensaban que era blasfemo, decían que los prodigios que hacía era través de un demonio llamado belcebú.

Pero Jesús les respondía a aquellos incrédulos, y les decía: todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá en pie. Y si satanás expulsa a satanás, está dividido contra sí mismo; ¿cómo puede entonces mantenerse en pie su reino? y si yo expulso los demonios por Belcebú, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.

Cuando Natanael llamado (Bartolomé) fue llamado por Jesús para que formara parte de los doce discípulos quedó atónito, ya que Cristo lo conocía antes de que él viniera, sin duda alguna sintió asombro y de inmediato se le reveló la Gloria de Dios, así como él, muchas otras personas quedaban impresionadas de como Jesús actuaba para realizar llamamientos, él lo hacía de formas misteriosas y por eso muchos lo criticaban.

En este día te invitamos a que evites a toda costa ser como los criticones de ese entonces, más bien seamos como Natanael, sabios, prudentes y temerosos de la Gloria de Dios, mientras seamos humildes de corazón, hagamos el bien sin mirar a quien, y busquemos a Dios con toda nuestra alma, él se encargará de todo lo que necesitamos. Su palabra dice que las aves del cielo, no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Creador celestial las alimenta. ¿No valemos nosotros mucho más que ellas? así que anímate, y no dejes que nada ni nadie te robe la bendición.

 

Oración del Día

Gloria a Dios

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos,

Te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso.

Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;

Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros;

Porque solo tú eres Santo, solo tú Señor, solo tú Altísimo, Jesucristo,

Nada podríamos lograr si no fuese por tu inmensa misericordia.

Ten piedad de nosotros, aleja toda maldad de nuestros corazones.

Ayúdanos a ser mejores siervos cada día para enaltecer tu nombre.

No nos dejes caer en tentación, líbranos del mal. Tuyo es el reino,

El poder y el dominó, toda persona debe rendirse ante tu majestuosidad.

Con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre, Amén.

Salmos 24: 1-10

De Jehová es la tierra y su plenitud;
El mundo, y los que en él habitan.

Porque él la fundó sobre los mares,
Y la afirmó sobre los ríos.

¿Quién subirá al monte de Jehová?
¿Y quién estará en su lugar santo?

El limpio de manos y puro de corazón;
El que no ha elevado su alma a cosas vanas,
Ni jurado con engaño.

Él recibirá bendición de Jehová,
Y justicia del Dios de salvación.

Tal es la generación de los que le buscan,
De los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob. Selah

Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,
Y alzaos vosotras, puertas eternas,
Y entrará el Rey de gloria.

¿Quién es este Rey de gloria?
Jehová el fuerte y valiente,
Jehová el poderoso en batalla.

Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,
Y alzaos vosotras, puertas eternas,
Y entrará el Rey de gloria.

¿Quién es este Rey de gloria?
Jehová de los ejércitos,
El es el Rey de la gloria. Selah

(Visited 21 times, 1 visits today)

Deja un comentario