Evangelio del Día 24 de julio del 2020

Evangelio Según San Mateo 13, 18-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Escuchen ustedes lo que significa la parábola del sembrador. A todo hombre que oye la palabra del Reino y no la entiende, le llega el diablo y le arrebata lo sembrado en su corazón. Esto es lo que significan los granos que cayeron a lo largo del camino.

Lo sembrado sobre terreno pedregoso significa al que oye la palabra y la acepta inmediatamente con alegría; pero, como es inconstante, no la deja echar raíces, y apenas le viene una tribulación o una persecución por causa de la palabra, sucumbe.

Lo sembrado entre los espinos representa a aquel que oye la palabra, pero las preocupaciones de la vida y la seducción de las riquezas, la sofocan y queda sin fruto.

En cambio, lo sembrado en tierra buena, representa a quienes oyen la palabra, la entienden y dan fruto; unos, el ciento por uno; otros, el sesenta; y otros, el treinta’’.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Este fragmento habla de una parábola que Jesús había compartido a la muchedumbre, y como muchas personas no entendieron a que se refería, él se las explicó luego.

Muchas veces pensamos que es difícil seguir el camino del Señor, pero no es así, somos nosotros los seres humanos que complicamos todo porque en la biblia está reflejado todo, desde como vivir hasta que evitar.

Jesús habla realmente de la palabra que escuchan las personas y el terreno donde cae en su corazón, dando alusión de como podría crecer en su vida la semilla (la palabra de Dios). El terreno malo, pedregoso, y espinoso es que el que no te conviene como dice el texto, no es suficiente con escuchar y ya, porque podemos gozarnos y creer en Dios pero si no practicamos lo que nos dice jamás creceremos y seremos inconstantes en todo.

Por otro lado todo aquello que practiquemos después de haber escuchado, será prosperado y bendecido muchas veces más de lo que imaginamos; de esto se trata el terreno fértil. Cuando vivimos lo que predicamos se nos hace más fácil seguir el camino de Dios, porque vamos alineados a su voluntad y de esa misma manera podemos enseñar a otros. Damos por gracia lo que por gracia hemos recibido.

Y esto no aplica solo para el cristianismo, también puedes practicarlo en cosas que te interesen: los estudios, el trabajo, un negocio, un proyecto, la familia y todo aquello que pueda hacer un hoyo en tu vida, solo tienes que tener la práctica continua y la constancia para que todo salga en bendición y en el nombre de Jesús.

Oración del Día

Gloria a Dios

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos,

te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso.

Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;

tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra suplica;

tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros;

porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,

con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre, Amén.

Salmos 55: 16-23

En cuanto a mí, a Dios clamaré;
Y Jehová me salvará.

Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré,
Y él oirá mi voz.

El redimirá en paz mi alma de la guerra contra mí,
Aunque contra mí haya muchos.

Dios oirá, y los quebrantará luego,
El que permanece desde la antigüedad;
Por cuanto no cambian,
Ni temen a Dios. Selah

Extendió el inicuo sus manos contra los que estaban en paz con él;
Violó su pacto.

Los dichos de su boca son más blandos que mantequilla,
Pero guerra hay en su corazón;
Suaviza sus palabras más que el aceite,
Más ellas son espadas desnudas.

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;
No dejará para siempre caído al justo.

Más tú, oh Dios, harás descender aquellos al pozo de perdición.
Los hombres sanguinarios y engañadores no llegarán a la mitad de sus días;
Pero yo en ti confiaré.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario