Evangelio del Día 21 de septiembre del 2020

Evangelio Según San Mateo 25: 31-46

Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?

Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.

Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán estos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Llegará el momento que los hijos de Dios estamos esperando, el día donde seremos apartados o escogidos para habitar con el Padre toda la eternidad. Tratemos en lo posible de agradarle y sobre todo de servirle porque como dice la palabra, a todo aquel que diste de comer, de beber, que le tendiste la mano, que cuidaste y visitaste, que ayudaste en un momento difícil; al mismo Dios se lo hiciste, y él si sabe pagar bien.

Por el contrario, a los que solo se interesaron en sí, que se dieron la vista gorda de la necesidad del prójimo, los cuales ni siquiera se daban cuenta que existían otras personas que no fueran solamente ellos, a estos los desechará Dios. No es algo que nosotros estemos inventando o falsificando, es la misma palabra que lo dice y debería causar en nosotros un temor de Dios.

Así que pongamos a trabajar nuestra fe, no solo creyendo sino también obrando porque hay millones de personas que necesitan una ayuda, y que mejor que llevarles primeramente el alimento espiritual pero también una mano amiga que les ayude a salir adelante. No es necesario ser millonario para ayudar a los demás, con lo que tenemos podemos empezar, hacemos nuestra parte y luego Dios hace el trabajo más fuerte y pesado.

Oración del Día

Yo confieso

Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante ustedes hermanos

Que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión.

Por eso ruego a Jesús, a los ángeles, y al Espíritu Santo,

que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor. Amén.

Salmos 94: 11-23

Jehová conoce los pensamientos de los hombres,
Que son vanidad.

Bienaventurado el hombre a quien tú, JAH, corriges,
Y en tu ley lo instruyes,

Para hacerle descansar en los días de aflicción,
En tanto que para el impío se cava el hoyo.

Porque no abandonará Jehová a su pueblo,
Ni desamparará su heredad,

Sino que el juicio será vuelto a la justicia,
Y en pos de ella irán todos los rectos de corazón.

¿Quién se levantará por mí contra los malignos?
¿Quién estará por mí contra los que hacen iniquidad?

Si no me ayudara Jehová,
Pronto moraría mi alma en el silencio.

Cuando yo decía: Mi pie resbala,
Tu misericordia, oh Jehová, me sustentaba.

En la multitud de mis pensamientos dentro de mí,
Tus consolaciones alegraban mi alma.

¿Se juntará contigo el trono de iniquidades
¿Qué hace agravio bajo forma de ley?

Se juntan contra la vida del justo,
Y condenan la sangre inocente.

Más Jehová me ha sido por refugio,
Y mi Dios por roca de mi confianza.

Y él hará volver sobre ellos su iniquidad,
Y los destruirá en su propia maldad;
Los destruirá Jehová nuestro Dios.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario