Evangelio del Día 20 de junio del 2020

Evangelio según san Lucas 2, 41-51

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre. Pasados aquellos días, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron, y al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca.

Al tercer día lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos y su madre le dijo:

“Hijo mío, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscando llenos de angustia”. Él les respondió: “¿Por qué me andaban buscando? ¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?” Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Este texto bíblico habla de la infancia de Jesús, desde sus inicios se rodeaba de personas mayores donde adquiría poco a poco conocimiento. Tanto así que cuando hablaba al público las demás personas quedaban impresionadas porque no era normal ver a un niño hablar con esa sabiduría.

Y claro nosotros al sol de hoy entendemos que ya Dios lo había apartado y los estaba preparando desde pequeño para su propósito aquí en la tierra.

Oración del Día

Señor Dios mío, espero por tu gracia la remisión de todos mis pecados;

y después de esta vida, alcanzar la eterna felicidad, porque Tú lo prometiste,

ya que eres infinitamente poderoso, fiel, benigno y lleno de misericordia.

Quiero vivir y morir en esta esperanza. Amén.

Salmos 34: 14-18

Apártate del mal, y haz el bien;
Busca la paz, y síguela.

Los ojos de Jehová están sobre los justos,
Y atentos sus oídos al clamor de ellos.

La ira de Jehová contra los que hacen mal,
Para cortar de la tierra la memoria de ellos.

Claman los justos, y Jehová oye,
Y los libra de todas sus angustias.

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Deja un comentario