Evangelio del Día 20 de julio del 2020

Evangelio según San Mateo 12, 38-42

En aquel tiempo, le dijeron a Jesús algunos escribas y fariseos: “Maestro, queremos verte hacer una señal prodigiosa”. Él les respondió: Esta gente malvada e infiel está reclamando una señal, pero la única señal que se le dará, será la del profeta Jonás. Pues de la misma manera que Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre de la ballena, así también el Hijo del hombre estará tres días y tres noches en el seno de la tierra.

Los habitantes de Nínive se levantarán el día del juicio contra esta gente y la condenarán, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay alguien más grande que Jonás.

La reina del sur se levantará el día del juicio contra esta gente y la condenará, porque ella vino de los últimos rincones de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay alguien más grande que Salomón’’.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Todos sabemos que han existido grandes profetas a lo largo de los años, sin embargo, cada uno de ellos profetizaban de uno que sería el mayor de todos, porque era el hijo unigénito del Padre creador del cielo y la tierra, terminamos sabiendo que ese gran hombre sería nuestro Señor Jesucristo. Aunque Jesús vino con las mejores intenciones de salvar a su pueblo, muchos no le recibieron, más bien lo condenaban, lo criticaban y pensaban que estaba loco.

He aquí cuando Jesús les explicaba que así como Jonás duró tres días y tres noches en el estómago de la ballena, así mismo él moriría y resucitaría al tercer día dando muestra de la Gloria de Dios y de sus maravillas, trayendo el perdón de los pecados para la humanidad y conectando el camino que nos lleve directo al Padre.

Pero no le creían más bien se burlaban de él haciéndole pasar por loco, por eso Jesucristo les llamaba generación de víboras, calumniadores e infieles, que lo que querían realmente era ver como fracasaba, sin embargo, les dio una lección de vida al demostrarles que si era el hijo de Dios. Te invitamos a que sigas a Dios fielmente él nunca te fallara, tiene preparado maravillosas cosas para ti.

Oración del Día

Ven Espíritu Santo Creador visita nuestras almas y llena con la gracia divina los corazones que tú creaste.

Eres el Paráclito, el Don de Dios Altísimo, fuente viva, fuego, amor y espiritual unción.

Autor de los dones espirituales, dedo de la diestra paterna.

Fiel promesa del Padre que enriquece nuestra palabra.

Ilumina los sentidos, infunde amor en los corazones y conforta sin cesar nuestra fragilidad.

Ahuyenta al enemigo, danos pronto la paz, y contigo como guía evitemos todo mal.

Por ti conozcamos al Padre y también al Hijo y confiemos siempre en Ti.

Te amamos porque eres nuestro Dios todopoderoso.

Danos hoy el pan nuestro de cada día.

Muchas veces estamos turbados, angustiados, más tú nos darás la victoria.

Aunque se levanten enemigos contra mí, todos caerán más a mí no llegaran porque tu mi Dios eres misericordioso.

Te amamos, adoramos, exaltamos y bendecimos por los siglos de los siglos.

Gloria a Dios Padre y al Hijo que resucitó y al Espíritu Paráclito, por todos los siglos. Amén

Salmos 126: 1-6

Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion,
Seremos como los que sueñan.

Entonces nuestra boca se llenará de risa,
Y nuestra lengua de alabanza;
Entonces dirán entre las naciones:
Grandes cosas ha hecho Jehová con estos.

Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros;
Estaremos alegres.

Haz volver nuestra cautividad, oh Jehová,
Como los arroyos del Neguev.

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.

Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;
Más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

(Visited 18 times, 1 visits today)

Deja un comentario