Evangelio del Día 10 de agosto del 2020

Evangelio según San Mateo 10,16-23.

Los envío como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos como serpientes y sencillos como palomas. Tengan cuidado con la gente; los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. Por mi causa los llevarán ante gobernadores y reyes para dar testimonio a ellos y a los gentiles.

Pero, cuando los arresten, no se preocupen por lo que van a decir o cómo van a decirlo. En ese momento se les dará lo que han de decir, porque no serán ustedes los que hablen, sino que el Espíritu de su Padre hablará por medio de ustedes.

El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo. Los hijos se rebelarán contra sus padres y harán que los maten. Por causa de mi nombre todo el mundo los odiará, pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra. Les aseguro que no terminarán de recorrer las ciudades de Israel antes de que venga el Hijo del hombre.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Todos sabemos que cuando Jesús hacía referencia en sus parábolas tomaba todo lo relacionado con el planeta tierra, en este caso se expresaba a través de los animales, entendemos que las serpientes siempre están activas, de hecho son los animales más sigilosos y pícaros del mundo, por eso Jesús se refería a que debemos ser astutos como estos fantásticos animales, además de sencillos como una paloma y mansos como ovejas, él explicaba estas cosas para que pudieran entender más fáciles las ideas.

En este mundo hay muchas personas que desean el mal, que son rencorosos, vanidosos, llenos de odio, por eso Jesús se refiere a ellos como lobos que van en busca de las almas indefensas para hacerle daño, sin embargo, Dios nos promete un cuidado excesivo bajo el manto de sus alas. Su palabra dice que podrán caer mil a nuestra derecha y diez mil a la izquierda más a nosotros no llegará porque Dios estará siempre atento.

Dios nos promete algo muy importante, en este mundo tendremos aflicciones, pero debemos confiar en por qué nos dará la confianza necesaria para vivir cada día bajo su voluntad, a medida que el mundo vaya llegando a su fin vendrá mucha persecución, mucha mentira, maldad, se entregarán unos a otros, se matarán, habrá guerras, envidias, pero el que persevere hasta el fin será salvo y Dios lo galardonará con mucha bendición.

Si estás pasando un mal día, o se está suscitando un gran problema en ti, ¡anímate! confía en Dios, él nunca te dejará solo, ni desamparado, Jesús nunca te soltará, confía y verás grandes cosas. ¡Dios te Bendiga!

Oración del Día

Ven Espíritu Creador

Ven Espíritu Santo Creador visita nuestras almas y llena con la gracia divina los corazones que tú creaste.

Eres el Paráclito, el Don de Dios Altísimo, fuente viva, fuego, amor y espiritual unción.

Autor de los dones espirituales, dedo de la diestra paterna.

Fiel promesa del Padre que enriquece nuestra palabra.

Ilumina los sentidos, infunde amor en los corazones y conforta sin cesar nuestra fragilidad.

Ahuyenta al enemigo, danos pronto la paz, y contigo como guía evitemos todo mal.

Por ti conozcamos al Padre y también al Hijo y confiemos siempre en Ti.

Te amamos porque eres nuestro Dios todopoderoso.

Danos hoy el pan nuestro de cada día.

Muchas veces estamos turbados, angustiados, más tú nos darás la victoria.

Aunque se levanten enemigos contra mí, todos caerán más a mí no llegaran porque tu mi Dios eres misericordioso.

Te amamos, adoramos, exaltamos y bendecimos por los siglos de los siglos.

Gloria a Dios Padre y al Hijo que resucitó y al Espíritu Paráclito, por todos los siglos. Amén

Salmos 4:1-8

Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia.
Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar;
Ten misericordia de mí, y oye mi oración.

Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia,
Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? Selah

Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí;
Jehová oirá cuando yo a él clamaré.

Temblad, y no pequéis;
Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah

Ofreced sacrificios de justicia,
Y confiad en Jehová.

Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien?
Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu rostro.

Tú me diste alegría a mi corazón
Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto.

En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

(Visited 30 times, 1 visits today)

Deja un comentario