Evangelio del Día 08 de septiembre del 2020

Evangelio según San Mateo 1,1-16.18-23.

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham fue padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos. Judá fue padre de Fares y de Zará, y la madre de estos fue Tamar. Fares fue padre de Esrón; Esrón, padre de Arám; Arám, padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón. Salmón fue padre de Booz, y la madre de este fue Rahab. Booz fue padre de Obed, y la madre de este fue Rut. Obed fue padre de Jesé; Jesé, padre del rey David. David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías.

Salomón fue padre de Roboám; Roboám, padre de Abías; Abías, padre de Asá; Asá, padre de Josafat; Josafat, padre de Jorám; Jorám, padre de Ozías. Ozías fue padre de Joatám; Joatám, padre de Acaz; Acaz, padre de Ezequías; Ezequías, padre de Manasés. Manasés fue padre de Amón; Amón, padre de Josías; Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos, durante el destierro en Babilonia. Después del destierro en Babilonia: Jeconías fue padre de Salatiel; Salatiel, padre de Zorobabel; Zorobabel, padre de Abiud; Abiud, padre de Eliacím; Eliacím, padre de Azor.

Azor fue padre de Sadoc; Sadoc, padre de Aquím; Aquím, padre de Eliud; Eliud, padre de Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob. Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo. Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel, que traducido significa: “Dios con nosotros”.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Todo lo que pasa en este mundo es voluntad de Dios, él es nuestro creador, es el Alfa y Omega, el principio y el fin, todas las cosas por él fueron hechas y por él fue constituido el universo, es un ser de luz, un Ángel de amor, quien da gracia al que la necesita, levanta al enfermo, liberta al oprimido, defiende al cautivo, él es nuestro todopoderoso, él mandó a su hijo unigénito para que muriera por toda la humanidad y salvarnos del pecado, librarnos de una muerte eterna.

Jesús fue obediente y vino al mundo a cumplir el propósito que había sido predestinado desde la fundación del mundo, él es Rey de Reyes, Señor de Señores, toda rodilla debe postrarse ante Jesús, cuando fue muerto en la cruz y resucitó al tercer día el Padre celestial le entregó todo dominio, toda potestad, toda adoración, y toda riqueza, él es nuestro abogado. Jesús viene de un linaje escogido, es descendiente directo de Abraham, de Isaac y de Jacob, es nacido de José quien fue escogido por ser descendiente del Rey David.

Las cosas de Dios son grandes misterios, por eso El Espíritu Santo visitó a María y entregó en su vientre virgen la promesa de la humanidad, es por eso que debemos confiar de todo corazón que aunque las cosas se vean mal saldrán bien, todo ocurre a través de un propósito, tú y yo somos creación e hijos de Dios, solo debemos cumplir sus mandamientos, tener un alma bondadosa y veremos como todo obra para nuestro bien, ¡Dios te Bendiga!

Oración del Día

Acto de esperanza

Señor Dios mío, espero por tu gracia la remisión de todos mis pecados;

y después de esta vida, alcanzar la eterna felicidad, a tu lado y por siempre

porque Tú lo prometiste, ya que eres infinitamente poderoso, fiel, benigno,

lleno de misericordia y en ti no hay mentira alguna. Te amo eternamente,

eres lo más importante en mi vida, te necesito en mi familia,

en mi entorno en mi mente y en todo lo que me rodea.

Quiero vivir y morir en esta esperanza. Amén.

Salmos 19: 1-7

Los cielos cuentan la gloria de Dios,
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

Un día emite palabra a otro día,
Y una noche a otra noche declara sabiduría.

No hay lenguaje, ni palabras,
Ni es oída su voz.

Por toda la tierra salió su voz,
Y hasta el extremo del mundo sus palabras.
En ellos puso tabernáculo para el sol;

Y este, como esposo que sale de su tálamo,
Se alegra cual gigante para correr el camino.

De un extremo de los cielos es su salida,
Y su curso hasta el término de ellos;
Y nada hay que se esconda de su calor.

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Deja un comentario