Evangelio del Día 08 de agosto del 2020

Evangelio según San Mateo 17,14-20.

Cuando se reunieron con la multitud, se le acercó un hombre y, cayendo de rodillas,
le dijo: “Señor, ten piedad de mi hijo, que es epiléptico y está muy mal: frecuentemente cae en el fuego y también en el agua.

Yo lo llevé a tus discípulos, pero no lo pudieron curar”.
Jesús respondió: “¡Generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo estaré con ustedes? ¿Hasta cuándo tendré que soportarlos? Tráiganmelo aquí”.

Jesús increpó al demonio, y este salió del niño, que desde aquel momento quedó curado.
Los discípulos se acercaron entonces a Jesús y le preguntaron en privado: “¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?”.
“Porque ustedes tienen poca fe, les dijo. Les aseguro que si tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, dirían a esta montaña: ‘Trasládate de aquí a allá’, y la montaña se trasladaría; y nada sería imposible para ustedes”.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Recordemos algo, Jesús aunque era el Hijo de Dios; pero también era 100% hombre, él sentía todo lo que nosotros como humanos sentimos, amor, tristeza, rabia, molestia, entre otros. Ahora, ¿por qué Jesús se había molestado entonces? Ya el maestro les había dado autoridad a sus discípulos, para sanar, orar y echar fuera demonios, pero esa vez  por falta de fe no funcionó.

Jesús estaba obviamente cansado de ellos, porque eran personas con falta de revelación, era inaudito que eran los hombres más cercanos a él, los que recibían más enseñanzas, los que caminaban junto a él; y estos aún no tenían la fe suficiente en él, por eso era su molestia con ellos. Sin embargo, Jesús en su infinita misericordia y por encima de su disgusto ayudó a aquel niño.

¿Qué nos enseña este texto? 2 cosas, una es que Jesús también se molestaba y no por ello iba a dejar de sentir, es para que sepamos que él padeció de las mismas cosas que nosotros y por eso nos puede ayudar en cualquier área de nuestra vida, tuvo que bregar fuertemente con sus discípulos y con la gente, y un así permanecer firme para cumplir el propósito que Dios le mandó.

Y lo segundo, es que necesitamos la fe obligatoriamente en nuestra vida, es un requisito indispensable en la vida de un cristiano, sin fe es imposible agradar a Dios, y todo el poder que recibimos de su parte queda nulo o inoperante si no creemos lo suficiente.

El mismo Jesús dijo que con tan solo un grano de mostaza moveríamos las montañas, ¿cuánto más si aumentamos la fe? nada será imposible para nosotros, tendremos muchas cosas a nuestra disposición si decidimos creer. ¡Así que te animamos a que refuerces tu fe para que veas los frutos de ella! Bendiciones.

Oración del Día

Ven Espíritu Creador

Ven Espíritu Santo Creador visita nuestras almas

Y llena con la gracia divina los corazones que tú creaste.

Eres fuente viva, fuego, amor y espiritual unción.

Fiel promesa del Padre que enriquece nuestra palabra.

Ilumina los sentidos, infunde amor en los corazones y

Conforta sin cesar nuestra fragilidad. Ahuyenta al enemigo,

danos pronto la paz y contigo como guía, evitemos todo mal.

Por Ti conozcamos al Padre y también al Hijo y confiemos siempre en Ti,

Gloria a Dios Padre y al Hijo que resucitó y al Espíritu Santo, por todos los siglos. Amén

Salmos 16: 5-11

Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa;
Tú sustentas mi suerte.

Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos,
Y es hermosa la heredad que me ha tocado.

Bendeciré a Jehová que me aconseja;
Aun en las noches me enseña mi conciencia.

A Jehová he puesto siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma;
Mi carne también reposará confiadamente;

Porque no dejarás mi alma en el Seol,
Ni permitirás que tu santo vea corrupción.

Me mostrarás la senda de la vida;
En tu presencia hay plenitud de gozo;
Delicias a tu diestra para siempre.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Deja un comentario