Evangelio del Día 07 de Junio del 2020

Evangelio del Día 07 de junio del 2020

Evangelio según San Juan 3, 16-18

“Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga la vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él. El que cree en él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios”.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Este es el pasaje bíblico más importante de la palabra, allí se demuestra como el Padre por amor a nosotros mandó a Jesús al mundo a enseñarnos y servirnos, para luego morir para la salvación de toda la humanidad, tal sacrificio de hace muchos años sigue vigente en nuestros días.

Por eso es tan importante aceptar a Jesús en nuestro corazón, abrazar su palabra y seguirle fielmente, él nos promete estar con nosotros todos los días de nuestra vida hasta el fin del mundo. Tenemos que difundir su palabra por todas partes para que también conozcan el amor incondicional y eterno del Padre.

Así que estemos consientes que Jesús derramó su sangre y cada gota contó para que tú y yo estemos hoy en este mundo, ¡Vamos a adorarle en espíritu y en verdad toda la vida!

Oración del Día

Acto de fe

Padre amado, en este día te doy gracias por todas las

maravillas que me ofreces y por darme la oportunidad

de conocerte, es por eso que quiero aceptarte como mi único

Señor y Salvador, creo en tu palabra, creo en el Hijo y el Espíritu Santo,

creo que tu voluntad que es buena, perfecta y agradable, amen.

Salmos 46: 1-7

Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,
Y se traspasen los montes al corazón del mar;

Aunque bramen y se turben sus aguas,
Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah

Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,
El santuario de las moradas del Altísimo.

Dios está en medio de ella; no será conmovida.
Dios la ayudará al clarear la mañana.

Bramaron las naciones, titubearon los reinos;
Dio él su voz, se derritió la tierra.

Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

(Visited 11 times, 1 visits today)

Deja un comentario