Evangelio del Día 05 de Junio del 2020

Evangelio del Día 05 de junio del 2020

Evangelio según San Juan 10,22-30.

Se celebraba entonces en Jerusalén la fiesta de la Dedicación. Era invierno,
y Jesús se paseaba por el Templo, en el Pórtico de Salomón.
Los judíos lo rodearon y le preguntaron: “¿Hasta cuándo nos tendrás en suspenso? Si eres el Mesías, dilo abiertamente”.Jesús les respondió: “Ya se lo dije, pero ustedes no lo creen. Las obras que hago en nombre de mi Padre dan testimonio de mí.

Pero ustedes no creen, porque no son de mis ovejas.
Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen.
Yo les doy Vida eterna: ellas no perecerán jamás y nadie las arrebatará de mis manos.
Mi Padre, que me las ha dado, es superior a todos y nadie puede arrebatar nada de las manos de mi Padre.
El Padre y yo somos una sola cosa”.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Hay una cosa segura en este mundo, y es que cuando le entregamos nuestra vida a Dios seremos siempre de él. Cuando las personas están lejos de la palabra del Señor se les hace muy difícil creer o comprender que lo mejor está por llegar, es como si no tuvieran el corazón entrenado para recibir lo bueno del cielo.

Pero las que son sus ovejas, sus discípulos y seguidores, oyen fácilmente la voz de Jehová, teniendo la sensibilidad espiritual y seguridad que Dios los protegerá. Nada podrá arrebatarlos de su poderosa mano, ni siquiera la muerte.

Oración del Día

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.

Salmos 23: 1-7

Jehová es mi pastor

Jehová es mi pastor; nada me faltará.

En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario