Evangelio del Día 04 de julio del 2020

Evangelio Según San Mateo 9, 14-17

En aquel tiempo, los discípulos de Juan fueron a ver a Jesús y le preguntaron: “¿Por qué tus discípulos no ayunan, mientras nosotros y los fariseos sí ayunamos?” Jesús les respondió: “¿Cómo pueden llevar luto los amigos del esposo, mientras él está con ellos? Pero ya vendrán días en que les quitarán al esposo, y entonces sí ayunarán.

Nadie remienda un vestido viejo con un parche de tela nueva, porque el remiendo nuevo encoge, rompe la tela vieja y así se hace luego más grande la rotura. Nadie echa el vino nuevo en odres viejos, porque los odres se rasgan, se tira el vino y se echan a perder los odres. El vino nuevo se echa en odres nuevos y así las dos cosas se conservan’’.

Reflexión sobre el Evangelio del Día

Hay tiempo para todo en este mundo, en aquel entonces cuando Jesús caminaba y enseñaba por las calles, a muchas personas no se les revelaba realmente quién era él, en su mente no entendían que era el salvador y aunque se maravillaban de la sabiduría que tenía, aún no creían que era el hijo de Dios. Por eso es que hacían las prácticas de los religiosos, pero no se daban cuenta de que tenían al mayor maestro frente a sus ojos disponible también para ellos.

¿Cómo lo aplicamos a nuestra vida? Aprovechando el tiempo para aprender del Señor, hay un momento para buscarle y hay otro para ayunar, vigilar y hacer cualquier otra cosa, pero pidiéndole siempre al Espíritu Santo que nos enseñe o nos guíe a hacer lo que se debe en el tiempo exacto, porque no queremos estar orando por algo donde todavía no es el tiempo, o ya pasó la oportunidad de hacerlo. Es como ir en sincronía con Dios.

Por otro lado despojémonos del pasado, como dice el texto nadie va a poner un parche de tela nueva en un vestido viejo porque lo romperá o lo agrandará. Hay cosas en nuestra vida que tienen que quedar atrás, es como cerrar ciclos y no volver abrirlos más nunca porque si deseas tomar aunque sea algo viejo para adaptarlo a lo nuevo no funcionará, sino que hará un hueco más profundo en ti y te dañará, ambas cosas no pueden ir de la mano.

Las cosas nuevas tienen que llegar en una persona nueva, porque sino no servirá, no habrá una armonía. Entonces tratemos de transformar nuestra vida, de innovar, crecer, dejar las cosas del pasado en el pasado y abrirle camino a lo porvenir, a lo nuevo. Muchas veces nos cuesta soltar personas, trabajos, relaciones, amistades o lo que sea, pero una vez que lo hacemos seremos realmente libres y tendremos un mundo lleno de nuevas posibilidades y nuevas bendiciones recargadas y mejoradas; así que no tengamos miedo de cambiar; cambiar es madurar y crecer.

Oración del Día

Gloria a Dios

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos,

te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso.

Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;

tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros;

porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,

con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre, Amén.

Salmos 34: 13-22

Guarda tu lengua del mal,
Y tus labios de hablar engaño.

Apártate del mal, y haz el bien;
Busca la paz, y síguela.

Los ojos de Jehová están sobre los justos,
Y atentos sus oídos al clamor de ellos.

La ira de Jehová contra los que hacen mal,
Para cortar de la tierra la memoria de ellos.

Claman los justos, y Jehová oye,
Y los libra de todas sus angustias.

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu.

Muchas son las aflicciones del justo,
Pero de todas ellas le librará Jehová.

El guarda todos sus huesos;
Ni uno de ellos será quebrantado.

Matará al malo la maldad,
Y los que aborrecen al justo serán condenados.

Jehová redime el alma de sus siervos,
Y no serán condenados cuantos en él confían.

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario